¿Querer o poder?

5:34

 Hay una gran diferencia entre querer y poder, y nos suele ser recordada a menudo. Querer es una utopía, es depositar tus esperanzas en algo con toda la fuerza que tu cuerpo posea, y es seguir caminando en la arena aunque empiece a llover y tus pies se vuelvan morados. Poder es no necesitar andar por dicha playa, porque ya estás cómodamente sentado bajo tu sombrilla, tener en tu mano la decisión que cambiará vidas; puede que así, en plural, o igual tan solo una vida en particular: la tuya propia.
 En esencia somos nuestra vida, nuestras acciones nos definen como personas y forman nuestro carácter y nuestra apariencia. Sin embargo, ¿sirve esto de algo? Siempre estamos eligiendo. No hacer nada es una elección. La más cómoda, por supuesto, pero una elección al fin y al cabo. Al final todo se reduce a saber si quieres o puedes, a decidir si eres un caminante o si prefieres tener el culo sentado.
 Pero, ¿qué es aquello que todos, incluso los que ya han encontrado asiento, queremos? Porque somos humanos, somos una raza única y, como tal, tenemos rasgos en común. Pues bien, en resumen, todos queremos darle un sentido a nuestras acciones, conseguir leer el manuscrito de nuestro destino y asimilar el verdadero porqué de todo lo que hacemos, sin valernos de la ciencia o de la religión o de cualquier cosa en la que depositemos nuestras creencias. Somos una especie que partió de seres microscópicos y se convirtió en cúmulos de por qués, de y sis. Solo queremos saber en qué depositar nuestras energías y poder.

You Might Also Like

0 comentarios