Quince.

12:07

-¡Yo no soy una princesa!
-¿Ah, no? ¿Y ese vestido? ¿Y esa corona?
-Es de reina.
-¿Reina de qué?
-Haces muchas preguntas.
-Lo sé.
 Y nos quedamos calladas, sentadas sobre el suelo blanco del prado de su reino. Era junio, casi verano ya, pero ella y su magia conseguían que siguiera nevando. Yo personalmente, prefería el sol, el calor, el mar, pero era su día, y su reino también, así que se hacía lo que ella quería. Mi pequeño monstruo podría pedir todo lo que se le antojara, porque sabía que yo lo conseguiría para ella, fuera lo que fuese. Sabía que le adoraba y a veces se aprovechaba de ello, pero el sentimiento era mutuo y debo confesar que yo tampoco tendría algunas cosillas si no fuera por ella.
 Su pelo negro relucía especialmente ese día, hasta parecía que lo llevaba más largo, más liso, más especial. Me encantaba su pelo. Siempre tan suave, oliendo a violetas... El mio, rojo, en comparación, parecía demasiado infantil, demasiado chillón, demasiado poco elegante. La corona plateada que llevaba encima de su cabeza brillaba como si tuviera polvo de hada encima. Siempre me había gustado más la plata que el oro.
 Mirando al frente, se extendía una inmensidad blanca. Nada más. Los copos de nieve caían, uno a uno, deformados impresionantemente por su prodigiosa imaginación hasta hacerlos tan grandes que un gigante parecería diminuto a su lado. Y aquellos que dicen que ningún copo de nieve es igual a otro tienen razón, eran todos diferentes, ahora que los observaba con más detalle.
-Eres como un copo de nieve, ¿lo sabías? Diferente a todo.
-Ya. A veces hace que me sienta sola.
-Tú nunca estarás sola, me tienes a mí.
-Gracias.
-Feliz cumpleaños, monstruito. ¿Cuántos son ya?
-Quince.
-¿Cuánto hace que tienes quince?
-Mucho tiempo.
 Y riéndonos mientras parodiábamos aquella película, nos fundimos con la nieve, con su mundo, con el caos en general que se respiraba allí. Juntas. Siempre.


Felicidades, Jess.

You Might Also Like

3 comentarios

  1. Que bonito :)

    http://pdepaty.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. ¡Que bonito relato (y mucho, muchísimo)!
    un beso:)

    ResponderEliminar
  3. Ohh *-* no sabes que alegría ver tu comentario... aunque sea en un blog que tengo más que muerto jajajaja porque lo cree cuando estaba con un chico y como la cosa no marchó bien, pues me entristecía escribir cosas ahí, así que lo abandoné, y el de Sulin igual... aunque creo que ese en breves volverá a flote :DD el que sigue vivito y coleando es el de gente dulce, si hasta tengo más seguidores, y no me explico como y por qué xdd en fin, a ver si retomamos esas charlas tan lindas que teniamos C: serán diferentes, ambas hemos crecido, yo ya soy mayor de edad jolín xdd no serán igual de inocentes como hace unos años, pero seguro que nos aportan cosas nuevas que serán genialessss! No sé, hay tantas cosas que me gustaría contarte... te lo creas o no, estos años sin escribir, me acordaba de ti, y pensaba que sería de tu vida y como estarías. La caca de blog consiguío crear un vinculo muy bonito entre nosotras :33 bueno me dejo de sentimentalismos jajaja espero con ansias tu respuesta. Buen domingo y buen lunes niña buapa! Y no creas que me olvido... tus textos son tan, tan... tan especiales. De verdad dedicate a crear cuentos...

    ResponderEliminar