Tercer cuento: Sebastian

11:57


concuconcu:P (Solo me han llegado dos globitos...¡Quiero más!)
 Caminaba tranquilo por la playa, no había ninguna prisa, pero Max no pensaba lo mismo.
-¡Max, espera!- le gritó.
 Pero él siguió corriendo y corriendo entre las olas, confundiendo su pelaje con la arena cuando salía del agua para sacudirse las gotas que se le enredaban con fuertes movimientos que creaban arco iris.
-¡¡Max!!
 Ya no le veía, había desaparecido o, por lo menos, estaba fuera del alcance de su vista (miope y sin gafas). Ahora el que corría era el chico. No llegaba, no le veía, temía perderle, a él, su mejor amigo.
 En un momento dado, sus pies ya no corrían sobre la arena, sus piernas no se movían, sus ojos se empañaban.
-Max… No me dejes.
 Max, fiel amigo, oyendo los lamentos de su amo, volvió con el rabo entre las piernas, pensando que había hecho algo mal. Sebastian abrió los ojos y le vio allí, con su mirada triste. Le abrazó tan, tan, pero tan fuerte, que sus costillas crujieron de placer.
-Max, te quiero mucho, mucho, mucho.
 Y bailaron los dos juntos hasta el amanecer una danza que dibujaba pétalos en el aire, que llenaba de alegría los corazones y de lágrimas de felicidad los ojos. La danza de la amistad.


(siento que este cuento sea más cortito que los otros, pero estoy con altibajos de inspiración:))

You Might Also Like

8 comentarios

  1. yo te enviaré mi texto en cuanto pueda, pretendía hacerlo esta semana y he tenido mil y un exámenes TT, besitos :)

    ResponderEliminar
  2. La amistad es algo maravilloso :)
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  3. Awwwwwwwr (ronorneo máximo)

    Pero que ternura más enorme de entrada Little C. :)

    ResponderEliminar
  4. Christineeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee *_*
    A veces el amor más puro, el más desinteresado y el que verdaderamente rompe el alma (ante la perspectiva de su pérdida), es el que tenemos con nuestros amiguitos animales... ellos son más fieles que la mayoría de persones.

    Una ternura.

    ResponderEliminar
  5. Casi me dejas sin aire en el pulmón derecho. ¡Qué miedo he sentido por Max!


    (sonrisa de elefante y sugus de limón)

    ResponderEliminar
  6. Que tierno!! Me encanta, a las mascotas se les suele coger mucho cariño verdad?
    Unbesin!

    ResponderEliminar