1.Tocando el piano bajo el cielo nublado

5:19


 El cielo estaba gris, si tenías suerte, porque desde el árbol donde yo me sentaba todos los martes a esa misma hora estaba negro como el carbón, como el azabache. Las hojas también tenían un color más oscuro que de costumbre, el aire se notaba más denso y con olor a rosas, había una espesa capa de niebla blanquecina, el mundo entero anunciaba su presencia. Y yo sentada, en las ramas de mi roble, con el pelo recogido en dos trenzas y una vulgar camiseta sucia de andar por casa. Si hubiera sabido quien se pasaría por mi vida ese día, hasta me habría puesto un vestido, cosa poco habitual en mí. Algo blanco comenzó a caer sobre las páginas del libro que estaba leyendo. “¿Nieve?-pensé-¡Pero si aquí no nieva!” Un extraño fenómeno retransmitido en toda España y originado por ella. Durante una semana, todo había tenido que ver con ella: accidentes de coche, descubrimientos de grupos de música indie, melodías desconocidas tarareadas por todos, aperturas de tiendas de ropa vintage, de vinilos, bibliocafés… Sucesos misteriosos y extraños, aunque al mismo tiempo fascinante para mí y otra poca gente con los mismos gustos que nosotras.
 Bajé del árbol. El viento revolvió los pelos que huían de mis trenzas y que se rizaban en torno a mis sienes. Y apareció.
-¡Hola!-Me dijo, sonriendo.
-Hola-Le contesté yo.- ¿Eres nueva por aquí?
-Se podría decir que si… Te quiero enseñar una cosa, ¿vienes?
 Y la curiosidad pudo más que el sentido común. La seguí por el bosquecillo de al lado del parque hasta que llegamos a una destartalada casita de paredes blancas desconchadas y tejado verde. Dentro, había un escritorio de madera, un armario, estanterías llenas de libros, una radio y un enorme piano de cola que se puso a tocar. La melodía me era conocida.
-¿Es Bruno Mars?-pregunté.
-Sí.-me contestó, otra vez sonriendo.- Es triste que un pequeño monstruito como yo toque algo tan bonito y maravilloso como esta canción.
 Pero yo le podría llamaría guapa. Su piel era morena; sus cabellos, rizados, muy, muy rizados y oscuros; tenía la nariz un poquito grande en para su rostro y sus ojos eran enormes, cálidos, coronados por espesas pestañas. Esa era ella. Era la niña con la que leería en una abandonada biblioteca en un enorme castillo, era con la que bailaría bajo la nieve, era con la que me inventaría nombres secretos. Era ella, Lilith, y eso no lo podía negar nadie.


(y este es el agradecimiento a Jess por su publicidad inesperada:) El dibujo también es mio, pero copiado de una imagen en weheartit, claro está)

You Might Also Like

7 comentarios

  1. Que bonito, vi que le habías dedicado un texto en twitter y pensé que era algo privado pero cuando me he metido aquí y lo he visto.. me ha gustado. Se ve que es una chica muy especial:)
    Unbesin!

    ResponderEliminar
  2. ¿Como...? ¿Has...? ¿Pudiste...? Es...¡no me dejas acabar la frase! Yo te digo lo que significa: hrofwshgfuioew. No, mejor: JDEIWHUIHOYJFEUUHWIG.
    ¿Como es que escribes tan bien? Ahora quiero ser como ella, que toca a Bruno Mars en su piano de cola, vive en el bosque...buff! ¡ME HAS LLAMADO MONSTRUITO! Jajaja, tranquila, algún dia la gente debería saber que lo soy. (y tu también, mi amor)
    Y después, ¿que? esto es mucho mejor que todo lo que hago yo. Ni siquiera el relato que quería hacerte para tu cumple no llegaría ni a la la suela de los zapatos de este.
    Te quiero, no, lo siguiente! (y el dibujo...guau, tu si que tienes talento.)

    ResponderEliminar
  3. Eres muy grande, que bien escribes <3

    ResponderEliminar
  4. *_________________________________*
    Me ha encantado Christine. En serio. No me extraña que a Lilith le haya encantado, ¡ojalá se inventaran algo así para mí!

    Un beso enorme y por cierto: ¡a lo mejor no dibujas bien! Qué artista estás hecha :/

    ResponderEliminar
  5. Alguien que toque el piano y que se llame Lilith sí o sí tiene que traer cosas buenas allá donde vaya.


    (sonrisa de elefante y sugus de piña)

    ResponderEliminar
  6. Que cosita tan bonita, esa Lilith. Cuando he leído lo de Bruno Mars ya he tenido un presentimiento xD
    En serio, tus dibujos me encantan Christie.
    ¡Será un comentario típico, pero no deja de ser verdad!

    ResponderEliminar