La que viene de las estrellas

11:16

 Quiero escribir un cuento. Un cuento de una niña con cara de pequeña a la que le gustaba jugar con las estrellas musicales que creaba. La niña tenía el pelo rizado, rubio, lleno de puntitos de purpurina plateada y con soles iluminando cada reflejo de luz. Su piel era pálida. Pálida como la Luna en una noche llena. El único punto de color en su tez eran las mejillas, rojas como rosas en flor, y cubiertas con pecas que recordaban a la Vía Láctea. Con sus pecas jugaba a encontrar constelaciones escondidas. Tenía la nariz pequeña, redondita, como un cráter de Marte. Era menuda, casi inexistente, un soplo de polvo de hada esparcido por el Universo.
 Esta niña era especial. Muy especial. Porque tenía un secreto, un tesoro, era dueña de unas palabras que cambiarían el mundo si ella quisiera: podía viajar al espacio, saltar encima de los planetas, quemarse la nariz al acercarse demasiado al Sol, dormir en la Luna, convertir constelaciones en pentagramas y estrellas en notas musicales, ducharse con purpurina y música espacial, podía volar a donde quisiera. Porque tenía un secreto. Un secreto llamado imaginación.
Pero todavía no os he hablado de sus ojos. ¡Oh, sus ojos! Sus ojos eran dos pedazos de satélites cambiantes. Eran azul Neptuno y, al momento, azul Urano. Luego pasaban a ser de ese color entre verde y azul que tanto me gusta. Pero había una cosa que siempre estaba allí, que nunca cambiaba: ese brillo especial, como la explosión durante la muerte de una estrella.

 Y ese era su nombre:
Asteria, la que viene de las estrellas.


You Might Also Like

3 comentarios

  1. Quiero saber más -mucho más!- de la pequeña Asteria!
    : )

    ResponderEliminar
  2. Qué chica tan especial es Asteria!
    "redondita, como un cráter de Marte." (L)
    Me encantaría poder observar esas explosiones en sus ojos :)
    Un beso enorme bonita

    ResponderEliminar
  3. Oh, ¿así que aquí está escondida mi hermana gemela? :)

    Asteria me recuerda mucho a mi, (por las cosas de astronomía)

    Me encanta este texto, te ha quedado precioso little Christie, de verdad.
    Has enamorado a mi alma con tus palabras.

    (Dice Phi, que está seguro
    de que tus ojos son muy bonitos.
    Y Coma, ha hecho un dibujo, y se pregunta
    que si los tuyos de allí arriba
    pueden ser amigos de los de ella)

    ResponderEliminar