Bailarinas de charol rojo

8:13

Allí estaba. Sentanda con mis nuevas bailarinas rojas de charol. En el muelle. Con mis piernas colgando en el borde. Actitud temeraria, dirían algunos. ¡Pero a la mierda con ellos! ¿Actitud temeraria? ¡Y un cuerno! Temerario sería si me tirara por el puente, cosa que no voy a hacer... De momento. Aunque si alguna vez me diera por suicidarme, ahogada sería una buena opción ya que por lo menos podría morir rodeada por lo que más me gustaba: el agua. Me gustaba más que las bailarinas de charol nuevas. Levanté las piernas. De algún modo, todos mis pensamientos terminaban en aquellas bailarinas. La verdad es que eran bonitas. Eran esa clase de bailarinas que no prestas a tus amigas porque las quieres solo para tí. Hechizaban. Hubo un momento en el que ya no pude apartar la mirada de las bailarinas hasta que los ojos me empezaron a picar y se me pusieron un poco rojos. Rojos como las bailarinas. "¿Qué tendrán estos zapatos?", me preguntaba una y otra vez... No estaba segura, pero tenían algo especial... Como yo, aunque no lo sabía. ¿El qué no sabía? Pues que era especial, ¿no me estáis leyendo bien? ¿Qué quién no lo sabía? La chica de las bailarinas. Yo. Por aquel entonces. Puede que sí sepa lo que tenían las dos, bailarinas y persona, en especial... Ahora. Otra cosa es que os lo cuente, creo que es mejor que lo descubráis vosotros mismos...

Bieeeeeeeeeeeeeeeeen, tenía ganas de escribir un texto relacionado con el mar... No sé, ¡me dio por ahí! Y que mejor excusa para escribir que el cumpleaños de una de las mejores personas que conozco... Ummm... ¿Se os ocurre alguna? Porque a mi noo... Que va, no es una excusa, tenía, no, DEBÍA, hacerle un regalo. ¿Por qué? Bueno... Por ser ella. Por ser única. Por ser feliz. Por encontrar al amor de su vida. ¡Y porque es su cumpleaños! Muchíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimas felicidades Aitana:) P.D.:¡TE HAS GANADO MI ENTRADA NÚMERO 100! O.O

You Might Also Like

4 comentarios

  1. Joder tia, cacho texto! Increible, me encanta! Aunque al final me he liado un poco. Y aceptalo, eres especial. Muy especial. Y me parece que las bailarinas tambien. Será por eso que no puedes dejar de mirarlas. En serio, escribes de p. madre (perdon!).
    Ya verás como Aitana flipara!
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  2. ME A HECHIZO.
    ami Tambien me gustaria morir ahogada.

    ResponderEliminar
  3. Los zapatos siempre tienen algo especial... :) No sé, es una obsesión creo yo ^^
    No tengo unas bailarinas de charol rojo pero gracias a ti las veo de forma diferente :) va siendo hora de que estén en mi armario.
    Bonito texto!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. ¡DIOS! ¿En serio? ¿De verdad? ¡No me lo puedo creer! Jo, muchísimas gracias, de verdad! No sé que más decir... A parte de que escribes increíblemente bien, me ha encantado el texto, el toque de las bailarinas rojas de charol es genial, en serio! Es precioso, maravilloso, increíble... ¡no tengo palabras! en serio, mil gracias por dedicarme esta entrada, eres muy especial! :) y voy a aprovechar este momento para agradecerte todo lo que me dices, porque tus palabras siempre me alegran el día, aunque no te des cuenta, de verdad! siempre me ayudan a ser feliz!!!! y te lo agradezco muchísimo! eres increíble, de verdad, me ha encantado!!!
    Y ahora, cambiando de tema... JO! Yo quiero que Mario se haga un blog! siempre hay algo sobre lo que escribir, ¿no? no sé... hay que convencerle! y me alegro de que le esté gustando el libro, me lo esperaba! es que es muy bonito :) ¡Pues haber si estás más por el blog, que estás muy poquito! ¡¡llevas días desaparecida!! jajaja aunque te entiendo... la verdad, pero espero que estés más por aquí! :D
    JO! Tendré que compensarte con el regalo tan increíble que me has hecho, ¿no?! bueno, ya pensaré en algo!!!! MUCHAS GRACIAS DE NUEVO :)
    P.data: mil besos preciosa(K)

    ResponderEliminar